Reclaman más participación

21 de febrero de 2013

Representantes de diversos sectores ligados a la salud le solicitaron ayer al gobernador Alejandro García Padilla que detenga los procesos para implantar un plan piloto de acceso de salud en una región de la Isla y les conceda una reunión urgente para discutir los distintos modelos de salud universal que están sobre la mesa.

De esta forma, los participantes del Diálogo Transectorial en el tema de salud, organizado por Fundación Agenda Ciudadana, solicitaron mayor participación en la creación de un plan de salud universal, pues acordaron que esto requiere de un proceso en el que las decisiones no sean tomadas solo por el Gobierno.

“Se debe detener el plan piloto. Mi opinión es que se puede hacer el proyecto, pero que (primero) se nos permita discutir nuestra posición al respecto”, expuso la siquiatra Sara Huertas, portavoz de la Alianza de Salud para el Pueblo.

En la mañana de ayer, el asesor senior del gobernador en temas de salud, Jorge Sánchez, informó al grupo que el proceso para diseñar el modelo gubernamental está viento en popa, pues esta semana se anunciaría quiénes conformarían la Junta Reguladora y Evaluadora del Sistema de Salud, un cuerpo que deberá supervisar la implantación del nuevo modelo que pretende sustituir el plan Mi Salud.

Por tal razón, se aprobó ayer solicitar al Gobierno que aplace la implantación del plan piloto y los nombramientos para la junta que supervisaría el proyecto. Además, avalaron que se cree una comisión multisectorial para formar parte de la discusión.

“El tiempo es oro. Necesitamos trabajar con premura porque sabemos que el Ejecutivo ya tiene su plan. Tenemos que adelantar la discusión de los distintos modelos; hay apertura ya de ver lo que se propone”, sostuvo la abogada Nylca Muñoz, de la Alianza de Salud para el Pueblo.

El anuncio del asesor gubernamental sobre la creación de la Junta Reguladora y Evaluadora fue criticado por los presentes, pues algunos consideraron que no se tomó en cuenta a los sectores que durante años han estado trabajando para mejorar el sistema de salud.

“Tenemos que decirle al gobernador que creímos en su palabra de la multisectorialidad, de la participación ciudadana; no se debe tomar ninguna decisión hasta que se nos consulte”, señaló el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Eduardo Ibarra.

Durante el cuatrienio pasado, el entonces senador García Padilla formó parte del Diálogo Transectorial de salud, donde respaldó el sistema de salud universal y defendió un proyecto de medicación para los adictos a drogas.

Evaluados los modelos

Representantes de organizaciones sin fines de lucro, la academia, grupos comunitarios y los sectores público y privado evaluaron ayer los puntos a favor y en contra de los tres planes que están en discusión en el país para establecer modelos de servicio de salud: el promovido por el gobierno de García Padilla; un proyecto de ley radicado por el vicepresidente del Senado, José Luis Dalmau; y un modelo establecido por la Alianza de Salud para el Pueblo.

El doctor Juan Fernández, exrector de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras, sostuvo que los tres modelos discutidos tienen muchos puntos en común, por lo que sería viable usarlos como punto de partida para iniciar un diálogo que cree el modelo que se implantará en la Isla.

De igual forma, hubo consenso en la urgencia de crear un nuevo modelo salubrista, destacó la doctora Huertas.

“En Puerto Rico no existe sistema de salud”, sostuvo Sánchez.

Asimismo se elogió que los tres modelos establecen sistemas para recopilar datos que puedan ser usados para desarrollar política pública.

Tras analizar las tres propuestas, el economista Juan Lara sostuvo que en Puerto Rico existen los recursos para implantar un modelo de salud universal, pero están mal distribuidos. Sin embargo, cuestionó los métodos de financiamiento que se utilizarían.

Por su parte, el profesor Ricardo González recordó la dependencia que tiene Puerto Rico de fondos federales, por lo que será necesario que los planes se puedan atar a leyes estadounidenses. A modo de ejemplo, destacó que la Isla no ha cumplido aún con la Health Information Technology for Economic and Clinical Health (Hitech) Act para establecer expedientes electrónicos de pacientes y aseguró que está atrasado el desarrollo de planes para cumplir con la creación de los centros de intercambio de seguros que establece la reforma de salud del presidente Barack Obama.

No obstante, los participantes mostraron dudas con el tipo de modelo que se perseguirá implantar.

“Se necesita clarificar el sistema de salud universal que queremos, pues existen muchas definiciones de lo que puede ser acceso universal”, comentó Julio Santana, uno de los facilitadores del proceso de diálogo.

El profesor de salud pública Luis Alberto Avilés estableció que la explicación ofrecida por el asesor senior del gobernador en temas de salud deja muchas lagunas en torno a cómo se ofrecerán los servicios. Este señaló que el modelo carece de un hilo conductor que le dé coherencia.

“Es un proyecto incoherente. Es como una lista de supermercado con una gran cantidad de listas de productos para echar en el carrito pero sin un instrumento que lo guíe”, expresó Avilés.

Por Keila López Alicea / [email protected]

Publicado en: El Nuevo Día