RUTA DE CONSENSO EN PRO DE LA SALUD

La declaración del Ejecutivo de que integrará a la ciudadanía desde las primeras fases de elaboración de un nuevo sistema de salud, despeja el escenario para alcanzar acuerdos que lleven a lograr un modelo que recoja lo mejor de todos los saberes y experiencias en Puerto Rico y fuera de él, para beneficio de todo el país. Read More

En marcha plan para liderar nueva visión

Ante los retos y necesidades que supone para Puerto Rico avanzar en la concertación de proyectos de país, la Fundación Agenda Ciudadana, en convenio con la Universidad del Sagrado Corazón, comenzó esta semana un programa nacional de capacitación de líderes de diferentes sectores sociales en diálogo sostenido.

El diálogo sostenido es un modelo de procesos enfocado en el desarrollo y manejo efectivo de relaciones basadas en el entendimiento y la interacción continua hasta desarrollar acuerdos en común.

Su creador, Harold Saunders, lo propone para pensar la política desde la construcción de relaciones colaborativas en vez del escenario tradicional de competencia por el poder basado en la coerción y el control.

“Si cambiamos nuestra forma de ver el mundo y aprendemos a ver a las personas en la sociedad como colaboradores y no como adversarios, se puede comenzar a construir proyectos juntos”, indicó Saunders, presidente del Instituto para el Diálogo Sostenido en Washington DC.

Saunders fue orador invitado en el primer seminario Competencias para la Transformación del País, ofrecido el martes en el marco de la asamblea general de la Fundación Agenda Ciudadana (FAC), en el que participaron más de un centenar de representantes de todos los sectores de la ciudadanía.

Una de las participantes, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, acogió el modelo como “una herramienta para transformar las relaciones políticas del país, de la confrontación a la colaboración”.

Ello implica ver la política pública del país como un proceso de intercambio de relaciones personales dirigido a crear balance entre intereses para garantizar el bien común, añadió. Precisó que ese bien común no puede dejar fuera a nadie.

Cruz ya comenzó a explorar ese ejercicio de gobernanza con la creación de alianzas colaborativas con diversas comunidades y sectores de la población.

“De lo que se trata es de democratizar el gobierno en donde sean los ciudadanos desde su propia óptica los que definan lo que el gobierno va a hacer con ellos, no para ellos”, expuso.

Y reconoció que para el éxito de esas iniciativas tiene que generarse confianza entre los actores. Ese elemento es fundamental en el modelo de Saunders, que Cruz describió como esperanzador para el desarrollo del país.

La diferencia del diálogo sostenido de otros modelos es que no se centra en un problema común sino en la experiencia humana desde la cual se aprende a transformar las relaciones.

María de Lourdes Lara Hernández, directora ejecutiva de la FAC, explica que muchas veces lo que dificulta concertar proyectos son las actitudes individualistas que generan competencia y protagonismo. Para superarlo, se hace necesario cambiar las estrategias convencionales y adoptar prácticas que permitan generar procesos de confianza y horizontalidad.

Lara Hernández, reconoce que estos procesos son largos y difíciles ya que requieren de cambios en formas de pensar colectivas y creencias socioculturales a distintos niveles. De ahí la iniciativa de la FAC de desarrollar el programa de capacitación de líderes para fomentar una ciudadanía más competente y democrática mediante el adiestramiento de personas que luego se conviertan en capacitadores de futuros líderes.

“El diálogo sostenido es una herramienta útil para ayudar a fortalecer la capacidad de la ciudadanía para llegar a un nivel de relación que permita trascender hacia relaciones que beneficien la mutua convivencia en solidaridad para nuestro País”, agregó Lara Hernández.

Parte del proceso, según lo discutido en el seminario, conlleva derrumbar las barreras del prejuicio y enfocar en lo que une; entender el lugar del otro y cómo se transforman las relaciones para que las personas puedan hacer las cosas que necesitan hacer y hacerlas juntos.

Por: Neyra Toledo Osorio/ Especial para El Nuevo Día

Publicado en: El Nuevo Día/ 21 de marzo del 2013

MIRADA AL FUTURO EN AGENDA CIUDADANA

Más de 5 años después de surgir como ciclo de foros en los que cientos de ciudadanos aportaron ideas para mejorar el País, la hoy Fundación Agenda Ciudadana demuestra que, con unidad de propósito y voluntad, los puertorriqueños podemos gestar nuevas avenidas hacia una transformación real, justa y duradera de los asuntos públicos.

La ocasión de su primer aniversario como Fundación Agenda Ciudadana, y de su primera asamblea general, que se lleva a cabo desde ayer, ofrece la oportunidad de reflexionar sobre dos importantes dimensiones del modelo innovador que este esfuerzo sin precedentes le propone a Puerto Rico.

Por un lado, aborda la dimensión individual, que focaliza en el poder, por lo general subestimado, que tiene cada ciudadano y ciudadana para posibilitar, con acciones cotidianas, amplias y profundas transformaciones colectivas.

Por el otro, reformula la compleja dimensión de las relaciones -personales, familiares, laborales, comunitarias, políticas, económicas, pedagógicas, religiosas, mediáticas y de gobierno- sobre las que se sostiene toda la sociedad.

Respecto al primer plano, propone y procura la educación, el apoderamiento y la participación ciudadana como paso esencial para el desarrollo de un país próspero y solidario. Sobre el segundo, establece y modela nuevas formas de relación entre esa ciudadanía, basadas en el diálogo, la concertación, la alianza y la colaboración. Para viabilizar ambas, Agenda Ciudadana se muestra como instrumento facilitador.

En ese marco, ya han sido analizadas, definidas y concertadas las bases y las propuestas estratégicas capaces de generar un Plan Decenal Educativo para Puerto Rico, un Plan Nacional de Seguridad y un Sistema Universal de Salud.

Guiados por el principio de trascender de la protesta a la proposición de soluciones, representantes de los más diversos sectores han logrado articular estas alternativas de cambio social, anteponiendo su compromiso con el País a cualquier otro interés. Lo hicieron mediante un proceso de deliberación sin precedentes que tuvo en Agenda Ciudadana espacio de encuentro, asistencia y metodología.

La coherencia, transparencia y horizontalidad han sido medulares. Y ello le ha ganado a Agenda Ciudadana una sólida credibilidad en Puerto Rico y fuera de él como demuestra la participación en esta primera asamblea de dos prominentes figuras internacionales: Harold Saunders, de la Kettering Foundation, y Nazir Ahmad, de Giving Works.

Su propuesta de gobernanza genera sus primeras manifestaciones. Hoy forma parte del primer Comité Ad Hoc de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y Economía Social del Senado, que asistirá en la evaluación de proyectos y recomendaciones a la comisión que atiende esos asuntos, presidida por la senadora Rossana López.

También fue modelo que convirtió una audiencia pública reciente de la comisión de Salud del Senado, presidida por José Luis Dalmau, en una sesión de análisis y diálogo en mesas redondas sobre las primeras propuestas legislativas de cambio al sistema de salud.

Son los primeros movimientos de un complejo proceso de transformación que aún tomará tiempo porque está dirigido a un cambio radical y profundo: el desarrollo de una nueva cultura individual y colectiva, una ciudadanía educada y competente, dispuesta a asumir, en colaboración y concertación, las acciones que conduzcan a un desarrollo pleno social, político y económico, y basada en la solidaridad, la transparencia y la rendición de cuentas.

Enhorabuena.

Publicado en: Editorial de El Nuevo Día/ 19 de marzo del 2013

“Se requirió de mucho compromiso”

EL DIÁLOGO sostenido nació en el mundo de la diplomacia y de los conflictos bélicos, pero ha adquirido otras dimensiones y se puede para solucionar conflictos sencillos entre personas que se estiman y respetan, así como entre complejas rencillas entre naciones.

Con estas palabras el profesor Ramón Daubón, de la Universidad del Sagrado Corazón, abrió ayer un espacio de discusión sobre qué significa esta herramienta y cómo puede aplicarse en procesos comunitarios como el del proyecto Enlace del Caño Martín Peña. Read More